lunes, 22 de junio de 2020

Y HOY LAS ERMITAS…


Hoy 22 de junio hemos entrado en lo que llaman "nueva normalidad", que para muchos es la misma. He subido a las Ermitas y hacía muchos meses que no lo hacía, me he cruzado con 42 personas, 3 ciudadanos/as responsables, llevaban mascarillas, el resto irresponsables, como si no fuese con ellos, y no ya porque son dueños de su destino y se pueden tiran rodando por la Trocha o Cuesta del Reventón si ese es su deseo, sino porque no tienen derecho a jugar con la salud y en el peor de los casos con la vida de otros ciudadanos/os como yo que somos grupo de riesgo. 

Perfil subida

El gracioso que podía haberlo colgado allí 

No somos por tanto un pueblo ejemplar, somos el pueblo de siempre, que está deseando llenar las terrazas de los bares, que no se preocupa de la cultura porque no tiene interés en visitar museos o teatros. Que ha votado en esta nuestra Andalucía a opciones políticas trasnochadas, que pensábamos estaban desaparecidas del espectro. Ciudadanos que han optado por ser el Paco de los Santos Inocentes. De esas 42 personas, 37 no habían leído el Libro de la Urbanidad, o sus padres no les dijeron que cuando en un descampado se cruza uno con otro ser humano, vamos otro ejemplar de su misma especie, se intercambian los buenos días.

El camino

Loma Larga y la Huerta de la Albaida

Pero esa es la tónica, y aunque lo de la educación es esencial lo peor es lo de la salud, grupos de gente joven sin mascarillas. El camino no está mal ha aguantado bien el confinamiento, como lo lleva haciendo bastantes años. Nada más entrar en el camino terrizo, un bien educado me imagino que de los nocturnos, ha dejado amarrada la bolsa de la porquería en una baranda, al verla pensé, esto estaría mejor en un cuerno del padre, porque si el padre tiene ese hipotético apéndice, es porque la madre no ha sido muy honesta. Es muy cordobés acordarse de la madre, que puede no sea muy responsable, pero es así.

La escalera a la Cuesta del Reventón

La bajada a la Fuente de Valdegrajas

Carretera de las Ermitas o Camino de los Lagares, no me canso de decirlo, y Trocha o Cuesta del Reventón, pero siento que es predicar en el desierto. En un claro a la izquierda, diviso Loma Larga e intuyo, por una parte la Huerta de la heredad de la Albaida, e incluso se ve una casilla derruida, no se ve la fuente que redescubrieron los compañeros de A Desalambrar, Cabecita de Clavo le llamaba Serafín Parra. Había por esa zona una colonia de pinos aparentemente secos, pero mirando la ladera el verde de las agujas es uniforme, esperanzador de curación de problemas, no hay color terroso sospechoso.

El verdor que alimenta la fuente de Valdegrajas

El salto del venero de la Zarza

Las escaleras a la Trocha o Cuesta del Reventón, están como nuevas, claro han abierto un camino al andar y nadie las sube y las baja. Más adelante a la izquierda, las señales de bajada de animales a la Fuente de Valdegrajas, y el empinado camino de bajada al final de la baranda. La Fuente está en su margen izquierdo, a la que también le dieron una vuelta para ver como estaba los compañeros citados. Hay que reconocer la extraordinaria labor que están haciendo de recopilación de todas esas antiguas fuentes y abrevaderos. Un sobresaliente en la materia al grupo de A Desalambrar. Se ve el deslumbrante brillo de la arboleda que se alimenta de esta fuente.

El puente del arroyo

El paso del otro torrente

Luego el pequeño salto del Venero que yo llamo de la Zarza, por su acumulación temporal y vacie poco a poco, en el arroyo que de Ntra. Sra. del Rosario y del Lagar de la Victoria viene. Seco totalmente. Y pensar que de niños hemos llenado las cantimploras en el salto y bebido de ellas. Impensable hoy en día hacer una cosa así. Al final se une al Valdegrajas en la Huerta de la Albaida. Más arriba el 600 en el fondo, y el comentario que me hizo Paco el Canario, sobre que es un punto de un juego de búsqueda de lugares determinados. Luego el puente sobre ese mismo arroyo. No puedo evitar que un día escuché voces de una amiga, nos saludamos y fue la última vez que pude hacerlo, falleció a los pocos días, y lo más lamentable fue que me enteré una vez pasado el óbito. Ella estuvo en el fallecimiento de mis padres y yo no pude hacerle los honores.

Primera Cruz del primitivo Vía Crucis

Arreglo de la CO-3314

Más arriba está visible el paso de otro torrente temporal, que lo reflejaron en el plano, y siempre que llueve resuma en la carretera por su punto reglamentario. Este está tapado con losas y maderos, que al ser visibles acabaran por destrozarse. Llegada a la primera cruz del primitivo Vía Crucis, giro de 180º para buscar los lagares destino, Victoria, del Rosario, Piquín, el Bañuelo, con la ocupación descarada de Piquín del camino ancestral. Buen arreglo de la CO-3314 cuando cedió bajando a la fuente de la Ermitas. Doy la vuelta a la carretera y paso el segundo puente del Valdegrajas que aún tiene recorrido hasta su nacimiento.

El equilibrio inestable de la peña

El Rodadero de los Lobos cada vez más verde

Me llama un funcionario del Estado, concretamente de la Seguridad Social, que es un dechado de profesionalidad. Había visto un resquicio legal referido a una prestación solicitada y me la comunicaba telefónicamente. Con una serie de funcionarios de la Seguridad Social y de la Tesorería de, Córdoba de Veracruz, de Carlos III y Cronista Maraver, me imagino que más, hay que quitarse el sombrero. Incluso pregunté si había alguna cámara oculta una vez porque el trato exquisito y el solucionar todo lo solucionable se salía de los cánones establecidos. Vaya categoría funcionarial y sudar bien la camiseta. Llegada a la explanada, comprobación de que el Rodadero de los Lobos está ocupado cada vez por más vegetación, mirar la peña al lado de la oquedad que llaman del Fraile, que sigue en equilibrio inestable y bajada por el mismo sitio.

Fotografías del autor
Bibliografía del recuerdo.

2 comentarios :

Bubo dijo...

Ufff. Vaya rapapolvos me ha caído nada mas empezar. Tengo que reconocerme entre los que salen al campo sin mascarilla. Yo la llevo,y si entro a un sitio cerrado me la coloco. Precisamente no he vuelto a subir por la cuesta del reventón por la cantidad de gente que baja y la poco disposición que hay para guardar los dos metros de distancia.
Los últimos senderos han sido por el bejarano y los puentes califales donde no me he encontrado a nadie en los senderos.

Paco Muñoz dijo...

Bubo lo siento, pero si tu vas solo para que quieres la mascarilla, pero el problema es que la mayoría de las veces ponemos a los contrarios en dificultades. yo me la bajo para respirar por la nariz y cuando viene alguien la subo. Otros se protegen el codo, pues vale asi e codo no se les contamina. Un abrazo y muchas gracias.