domingo, 14 de agosto de 2022

ADOLFO LOZANO CIDRO 1872-1935 CRONISTA TOTAL DE SU ÉPOCA

Cartel

Yo conocía las ilustraciones de Adolfo Lozano Cidro, de esa colección encuadernada que tenía mi padre, producto de la salvación junto con otras obras a las que evitamos el fuego del fanatismo religioso de tiempos pasados, pero que existe aún. Después, en un viaje cultural a Priego de Córdoba visitamos la casa museo del ilustrador y pintor en la villa barroca por excelencia de la Subbética. Maravillosas ilustraciones para los periódicos y revistas de Luca de Tena, (ABC y Blanco y Negro) que retrataban los tipos del momento y la burguesía existente con un toque especial y que por esa razón lo titulan “El cronista total de su época”.



Hoy, en un agosto soportable por los cuatro litros de ayer tarde, sumado a que eran las diez de la mañana, entramos en la Fundación Botí, a la llamada del vigilante que nos dijo: -Pasen ustedes que es gratis. Se conoce que no podemos disimular nuestra condición económica, vamos que se nos ve a la legua que somos pobres. Subimos a la primera planta donde está adecuadamente emplazada la muestra del prieguense ilustrador-pintor Adolfo Lozano Cidro, que demuestra la calidad artística de nuestros paisanos.  



Dice Wikipedia: "Nace Lozano Sidro en Priego de Córdoba el día 21 de enero de 1872, en la calle de Prim. Era hijo del magistrado, Don José María Lozano Alcalá-Zamora, y de doña Araceli Sidro de la Torre, ambos prieguenses. Aunque de joven se trasladó a Málaga allí estuvo inscrito desde los quince años en la escuela de bellas artes. Más tarde se mudó a Granada donde comenzó estudios de derecho y aunque dejó un poco aparcada la pintura se acercaría más a los ambientes artísticos de la mano de López Mezquita o Ramón Casas. Sin embargo, a partir de su traslado a Madrid su dedicación fue exclusivamente pictórica; allí llegó a trabajar en el estudio de Sorolla.



Para 1892 el pintor ya tenía un estilo definido, caracterizado por su paleta brillante y su preciosismo en los detalles. Prueba de ello fue la exposición realizada en Córdoba, que obtuvo un notable éxito. En 1913 colaboraba de manera regular como ilustrador de la revista Blanco y Negro, del diario ABC. Su estilo brillante lo convirtió en el cronista de la alta sociedad. En 1920 realiza, a petición de la nieta de Juan Valera, una serie de veinte acuarelas para ilustrar Pepita Jiménez. Aunque afincando en Madrid, nunca olvidaría sus raíces, regresando los veranos a su Priego natal. En 1935, durante su estancia en este municipio, contrajo una enfermedad que lo condujo a la muerte, el 7 de noviembre de 1935.”



Y dice la reseña oficial de la exposición: “Un siglo y medio se ha cumplido del nacimiento en la ciudad de Priego de Córdoba del pintor Adolfo Lozano Sidro. En una fecha tan especial, la Fundación Rafael Boti de la Diputación Provincial de Córdoba y el Patronato Lozano Sidro del Ayuntamiento de Priego se unen para ofrecer esta exposición sobre su legado. En total, más de 60 obras entre lienzos, guaches y dibujos que permiten conocer a fondo la labor de un artista que, con su mirada amplia y moderna, destacó en un periodo tan brillante como fue la Edad de Plata de la cultura española. La muestra incluye obras de géneros muy diversos. 



Se puede disfrutar de su maestría para el retrato, de sus célebres ilustraciones en la revista "Blanco y Negro" de ABC, de su obra costumbrista sobre la alta sociedad madrileña y las clases populares de Priego y también de tres cuadros creados bajo el influjo de lo oriental o lo exótico que era tan común en el período. Esta exposición, con obras procedentes del Ayuntamiento de Priego, del Museo Lozano Sidro, del Bellas Artes de Córdoba, del Museo ABC y de diversas colecciones particulares, es un homenaje a un pintor cuya mirada singular, casi de reportero, irónica y tierna al mismo tiempo, refleja como pocas el pulso de su tiempo. La modernidad, la vida y los contrastes sociales de una época.”



Y digo yo que, a todos los aficionados al arte de la pintura les puede resultar muy enriquecedora la exposición, en la que podemos ver los tipos pintorescos, la burguesía local y nacional, la aristocracia, las diferencias sociales, que no son ni más ni menos que ahora, y sobre todo la calidad artística de un pintor-ilustrador (no empequeñece el apellido la categoría del nombre) de un paisano del siglo XIX y primer tercio del XX. Luego decidimos bajar por la escalera y nos caímos los dos por ella, Conchi perdió el equilibrio yo intenté cogerla y de camino acabé también en el suelo (estaremos en las grabaciones de las cámaras de seguridad). No nos pasó nada afortunadamente, a lo peor mañana se nota. Y no se olviden los pobres, “es gratis la entrada”.


Fotografías del autor y C. Carnago y cartel
Bibliografía de Wikipedia y textos de la Exposición.

miércoles, 3 de agosto de 2022

AMPLIANDO LOS RECUERDOS DE PANTICOSA

Panorámica aérea

En enero de este año y gracias a unas fotografías de mi hijo Gabriel, publique recuerdos  de nuestra estancia hace treinta años en Panticosa, en el Pirineo. Tengo una fotografía panorámica aérea de la zona cercana a la mesa de trabajo y con solo girar la cabeza a la derecha, estoy viendo esos preciosos lugares pirenaicos. 

Preciosa fotografía del Ibón de Asnos

Caballos bebiendo en el Ibón de Asnos

Casi en el centro de la imagen, hacia la izquierda el embalse o ibón de Bachimaña, a la derecha abajo el Ibón de Baños o Lago de Panticosa y las instalaciones del Balneario hace treinta años, y un poco arriba dos ibones más de los muchos que se aprovechan en esos lugares, el de Sabocos y de los Asnos, dentro de las pistas de sky de Panticosa pueblo.

Ibón de los Baños o lago de Panticosa

La antigua pradera hoy aparcamiento

Los que se ven a la izquierda, como dije anteriormente son el de Bachimaña y Bramatuero, como los dos más grandes, existiendo muchos más pequeños. Luego los pantanos de Lanuza y Bubal que están semisecos, a pesar de los pesares y ser zona de nieves perpetuas, antes. Todas esas cuencas están sufriendo de la sequía peligrosa, y no se da cuenta quien debe darse, que nos afecta a todos. 



La casa que usamos hace treinta años

Pero no es cuestión de dar lecciones de ecología y de geografía, siendo aprendiz de todo, si no de recordar con nuevas fotografías el estado de lo que nos pareció hace treinta años idílico. Unos años después hubo que lamentar una tragedia por inundación en un camping cerca de Biescas, y hoy todo seco.



Otras vistas de la casa

En el balneario una hermosa pradera, hoy aparcamiento seco y terrizo, pradera donde habitaban unos hermosos sapos. Y unas construcciones, de las que solo queda el albergue. Gabriel se ha acercado a la casa que utilizamos esos días y fotografiado. Están protegidos los muros exteriores con una estructura metálica que puede verse, pero el interior totalmente derruido. 

Otra ventana

Un sapo gigante

Esa casa creo recordar era del Ayuntamiento de Zaragoza. Pero en treinta años han cambiado muchas cosas en ese enclave. He visto un blog llamado El Cado de Chorche, que señala la problemática. En otro lugar he visto un acuerdo de permuta del Ayuntamiento de Zaragoza y la empresa Nozar que quedará de propietaria de todo el complejo balneario.

Fotografías de Gabriel Muñoz
Bibliografía del blog citado

martes, 2 de agosto de 2022

LA VEREDA O CAMINO VIEJO DE TRASSIERRA

 

La primera vez que subí hace muchos años la Vereda de Trassierra, lo hice sólo, y al llegar a un punto determinado no encontraba lógico que el camino continuara por un arroyo en galería, un torrente, porque era en época de lluvia y venía cargado. Antes había intentado continuar por la parte de las rocas pero me fue imposible. Nunca he podido saber con certeza cuál sería el camino antiguo, porque ese por el arroyo seguro no lo era. Un camino que está empedrado en muchos lugares, lo que demuestra lo estaría todo, no puede acabar en un curso de agua. Sería a lo mejor interesante conocer cuál sería el trazado real de la Vereda

Nada más pasar el Descansadero de la Gitana


Dos vistas del eucaliptal

En esa subida ya estaban hechas las desviaciones del agua al cauce del Arroyo de La Gitana, que aún perduran algunas, pero colapsadas. Siempre ha sido una alegría el tramo final del camino, con las fuentes y el depósito que derramaba agua por los aliviaderos y que con su cantinela agradable te acompañaba el camino, pero ahora ni siquiera pájaros se oían, y no sé si por culpa de mi tenencia de oído, que ni chicharras. En el total del recorrido sólo me cruce a la bajada con un Sr. y su perro, un pastor alemán joven que acusaba el calor, pues su jadeo le llevaba a dar casi con la lengua en el camino.

Una piedra en el camino

Detalle del pavimento

Esperaba encontrarme el trazado mucho peor, en otras ocasiones lo consideré peligroso por los destrozos del agua, pero salvo una zona arriba, que la vegetación lo oculta en su totalidad y tienes que abrirte camino, por lo general es aceptable el estado, otra cosa será si llueve torrencialmente que lo volverá a dejar impracticable en muchos sectores. Pero esta cuestión parece improbable sobre todo, creo que no ha llovido desde mayo, a pesar de que mi amigo Pepe, controla el número de litros y dice que este año no está mal, claro no tenemos en cuentas las carencias acumuladas. 

El banco destrozado

Más tramo de pavimento

Y más

Y en otros lugares los pobres que se van a arruinar por el impuesto a su inmoral reparto de beneficios, vaciaron algunas presas para acumular más riqueza. Lo lamentable es que en la Constitución haya artículos que supeditan el interés general y a nadie, bueno a nadie no, ya lo dijo Julio Anguita y otra formación política actualmente en el gobierno, se le pasa que habría que pensar en la nacionalización de determinadas empresas energéticas. Simplemente aplicando la norma suprema. El vecino allende los Pirineos lo ha hecho y no es sospechoso de bolchevique.

El camino

La bifurcación al torrente

La fuente perdida entre la vegetación

Sigamos con la Vereda y dejemos los Cerros de Úbeda. He estado un par de veces por volverme, pues me sentí un poco agotado. Llevaba solamente medio litro de agua, y el desnivel, aunque el medio es de un diez por ciento, hay tramos que lo supera con creces. No he encontrado por la vegetación, el enlace con el camino de Media Ladera unos metros debajo de la Fuente del Fraile, surgencia que ha mantenido siempre el Arroyo de La Gitana con agua, si he precisado desde la Vereda su ubicación, por la exuberancia del lugar y la potencia de su arboleda.

El depósito

El puente

El pilar

A pesar del gran cartelón cerca del Descansadero de la Gitana, la Vereda de Trassierra está más dejada que la olla de una chismosa, o chismoso, que también los hay. La llamada y dudosa Fuente de los Perros no se ve tapadas de vegetación, el banco sigue roto, y el pilar y la otra fuente tienes que saber dónde mirar porque están ocultas bajo los dorados matorrales. Ese enorme eucaliptal siempre me llama la atención, un día me metí por él y es inmenso, y debe ser moderno de los años de repoblación y por ahí a lo mejor le dio al poder en lugar de pinos eucaliptus. 

La fuente de los Perros casi perdida

Una curva bajando que deja ver el valle

En las Planimetrías parece el Camino Viejo de Trassierra, como le llaman, seguir hasta enlazar con la curva del convento, igualmente lo hace el Raster del IGN, que mamó de aquellas, pero por ahí debe ir la explicación, la comodidad y la costumbre tomaron otra ruta. En el vuelo de 1956 parece que el eucaliptal ya estaba, por lo que no procede, estimo, lo de la repoblación de los cincuenta y sus lumbreras. Sí está la parte alta del Camino Viejo, ahora Vereda, muy poco poblada como lo estaba toda la sierra posiblemente por el aprovechamiento ganadero y otros. Habrá que dejar en el tintero la búsqueda del camino verdadero para otra ocasión.

Fotografías de Wikiloc y del autor

sábado, 30 de julio de 2022

CALLEJA O BARRERA DEL “LIBERE PATIO DE SANTA MARTA”

Santa Marta 11 Hostel Libere

Hoy dando un paseo he estado en la calleja o barrera del número 11 de las Callejas de Santa Marta. En 2019 gracias a una foto de Manuel Ramos publiqué una entrada en el blog  sobre esta barrera que él catalogaba de morisca y Córdoba Hoy publicó un artículo.  Hoy ya está en uso y es una de las entradas a un establecimiento hotelero muy peculiar son habitaciones colectivas, para varias personas como puede comprobarse en la web del establecimiento “Libere Patio de Santa Marta” con entrada por el número 9, patios, una agradable piscina y el “dining room” al que se puede entrar también por el número 11 la calleja.

Puerta de entrada y calleja

Segunda cancela y patio interior

No voy a entrar en la rehabilitación de la calleja, en materia arquitectónica, sobre todo por ser un lego en la materia. Con estas cosas digo como con la música o la pintura, todo sonido agradable a un determinado oído puede ser música o ruido, lo mismo a la vista con la pintura y por extensión a la arquitectura. A mí me gusta como ha quedado, han respetado el chino del suelo y le han puesto un funcional zócalo. Lo más importante es que se puede visitar y se ha recuperado esa barrera que estaba ruinosa como pudimos ver en las fotografías anteriores a la reforma y durante la misma.

Desde dentro la salida y el "dining room"

Y la salida

El Hostel, que es como se llaman este tipo de establecimientos, está destinado a un determinado tipo de cliente, pues se comparten habitaciones con otras personas, una taquilla y una litera o cama, según, porque hay variedad, pero lo explican mejor en la web. Lo importante es la barrera, como decía D. Teodomiro, que forma parte del urbanismo de la ciudad, aunque propiedad del establecimiento. Otro día preguntaré al personal del Hostel para conocer más sobre la mecánica de este tipo de hospedaje. Aunque creo no dar el perfil del tipo de cliente para estos modernos y útiles establecimientos.

El antes (Foto Córdoba Hoy)
Habitación (Web Hostel)

Piscina(Web Hostel)

Fotografías del autor y Córdoba Hoy
Bibliografía de la Web del Hostel