sábado, 4 de junio de 2022

EL PATRIARCA II Y III



Los días uno y tres de este mes de junio he paseado nuevamente por el Parque del Patriarca, el día uno lo hice entrando por el noreste, hasta la zona marcada como Punto de Encuentro, y el día tres -ya que el dos tuve control médico-, recorrí parte de la zona oeste y noroeste. Visité el antiguo cortijo, los restos, del complejo hidráulico –no le han hecho nada, es decir no han actuado sobre el a pesar de parecer estar previsto en la memoria-, y sí por el contrario la alberca, la han remozado un poco y limpiado. He subido por el exterior del lado oeste, hasta la Alcubilla de Los Cazadores.

Plano del proyecto

Cronograma de la actuación, del Proyecto

Estado actual del Proyecto

Luego llegado a la cantera de gravas y areniscas y bajado nuevamente al aprisco del antiguo cortijo, dejando en el tintero las zonas del colmenar, y rocosa suroeste del yacimiento de las piedras de molino, para otro momento. Sigo pensando que habrá que esperar resultados pues la actuación, después de unos diez kilómetros recorridos por el parque, no es todo lo agresiva que me esperaba, y salvo el aspecto biológico que dejo a los expertos, por lo demás han sido respetuosos con el entorno. Si se contiene el mal uso podemos darnos por satisfechos, vamos lo que se dice “con un canto en los dientes”.

Un sendero

Mirador

Punto de encuentro

Sendero accesible

Es verdad que los deseos, en este mundo que nos ha tocado malvivir, se traducen en dinero, y si no lo hay malo, pero si lo hubiera, yo señalizaría el yacimiento de piedras de molino, lo titularía con los nombres de los científicos que lo han estudiado; Manuel Altamirano García (Universidad de Granada) Lourdes Antón Aguilar (Hospital Universitario Reina Sofia de Córdoba), y sería un motivo importante de visita. Ellos en su trabajo tienen estudiado cada una de las piedras y datada su ubicación por lo que solo sería una tablilla –la que habría que poner- con un número relacionado con su catálogo, que remitiría a la web del parque para la ampliación de los datos. 

Alcubilla de los cazadores

Cantera de gravas y arenisca

Vista panorámica del Parque y del valle

También limpiaría nuevamente, -ya lo hemos limpiado en otras ocasiones algunos-, la especie de abrevadero o lavadero circular del antiguo cortijo como he señalado en el párrafo anterior, que parece no tienen previsto limpiarlo, antes de que desaparezca definitivamente. Lo que tienen previsto en cuanto a infraestructuras singulares: “En el ámbito del Parque existen una serie de restos de construcciones: Represas para retención de aguas pluviales. Aprisco. Alberca. Restos junto al mirador. Restos de muro en la zona noreste. Torre de transformador. Como regla general, es intención de esta primera fase de intervención, mantener las estructuras en su estado actual, con el objeto de no generar residuos. Se realizarán tareas de limpieza y consolidación.” Esto es lo que dice la memoria, pero ya veremos. 

De la Memoria pág. 57

El abrevadero sin tocar

La alberca arreglada

El Parque es una verdadera maravilla natural, si por lo menos se pudiera mantener con estas actuaciones y limpieza. La Web Patriarca-Córdoba, de Rafael Gómez dice: “Identificar el nombre de los arroyos que discurren por la finca es una tarea compleja. A excepción de Valdegrajas, suelen omitirse en los mapas topográficos y cambian de nombre en distintos expedientes. El Arroyo de El Patriarca, hoy sólo visible en la zona noroeste de la finca, se puede encontrar bajo el nombre de Arroyo de la Cueva (plan catastral 1927). El Arroyo de El Alcornocal (también llamado de Santa María) y el de Santa Ana aparecen como linderos de la finca o fincas colindantes en distintos recursos. El Arroyo de las Víboras está documentado en la Cartografía Militar del Ejército de Tierra y del Aire, actualizada en 2018”. 

Los arroyos, de la Web Patriarca-Córdoba

Al fondo el acantilado

Cauce del arroyo del Alcornocal

El del Alcornocal y el de Las Víboras muestran un rico bosque de galería. El bosque de galería del arroyo oeste, el que titulamos “Arroyo del Alcornocal” es maravilloso y con agua sería espectacular, de profundo cauce. De igual manera el llamado de Las Víboras. La conclusión respecto a los cursos hidráulicos es la siguiente: sacamos del parque el que discurre como límite a la urbanización Santa Ana de la Albaida -teniendo este en una de sus riberas un maravilloso tomillar, según el trabajo de Luis Reyes "También, sobre todo en la ladera oeste de las canteras, se conserva un tomillar, único en el Patriarca, y poco frecuente en la falda de la Sierra."-, y que se cita como el Arroyo de Santa Ana. 

Arroyo del Alcornocal, represa

Arroyo del Alcornocal caída en el vado

Decir que uno citado en todos los mapas y que corre más al  oeste de esta urbanización, por la heredad de La Albaida el que fluye es el de Valdegrajas. Por lo que nos quedan a continuación: el Arroyo del Alcornocal, que nace en la falda de Las Ermitas; el Arroyo de Las Víboras, que viene de arriba del cortijo Del Pardo;  y el absorbido por las edificaciones, con solo unos pequeños tramos visibles que es el Arroyo del Patriarca. Si aceptamos -sin perjuicio de que se justifiquen otras, estas toponimias-, por lo menos partimos de algo. 

Nota: Gracias a Luis Reyes y a Manolo Trujillo por facilitarme documentación sobre el proyecto del Parque.

Fotografías del Proyecto del Parque, de la Web Patriarca-Córdoba y del autor
Bibliografía la citada del Proyecto y Web Patriarca-Córdoba 

No hay comentarios :