sábado, 27 de febrero de 2021

LA CALLE DEL CORREO VIEJO (PLAZA DE SÉNECA)

El número 3 de la Plz. de Séneca casa del Conde de Zamora

Hace unos días hubo una serie de comentarios en Facebook, en la que se mencionaba la calle del Correo Viejo. Yo sólo recordaba la Delegación de Correos de la calle Jesús y María y su buzón con boca de león frente al Cine Góngora, por lo que al negar lo de la calle Ambrosio de Morales como calle del Correo Viejo estaba equivocado en parte. Algunas personas citaban que estuvo la Delegación de Correos en Ambrosio de Morales, en el edificio que fue de Cajasur y luego de la Academia. Pero la evidencia es la del folleto que me ha enviado mi amigo Nicolás Puerto, funcionario que fue de Correos y Telégrafos, en él dice claramente que estaba en el número tres de la Plaza de Séneca. Esta Plaza sólo tiene cuatro números como podemos ver en el plano catastral. Por lo que la calle del Correo Viejo popularmente, fue la Plaza de Seneca antes Plaza del Conde de Zamora.

Plano de los franceses de 1811

Plano de Casañal de 1884

En el plano de 1811 “de los franceses” figura la calle Ambrosio de Morales actual como Cabildo Viejo por la utilización municipal de la casa citada de Cajasur y la Academia, más abajo la Cuesta de San Benito, y plaza de Conde Samora (sic) y Portillo. En el de Casañal de 1884 sin embargo, ya se llama toda la calle Ambrosio de Morales y la Plaza de Séneca, y la llamada Portillo, San Eulogio. El nombrar a la calle del Correo Viejo sería de forma popular, sin embargo la del Cavildo (sic) Viejo si era oficial. Se extiende mi amigo Nicolás: “Y después, cuando se trasladó a la calle Jesús Maria pusieron el Bar Correo, que era donde iban a desayunar los carteros y repartidores de telegramas porque era más barato (esto de fuentes orales que recibí directamente de compañeros mayores). Esto significa que el éxito de este bar y de los que luego han surgido propiedad de la misma familia, como el Carrasquin y otro del que no me acuerdo su nombre, tienen este origen.” Y le contesto yo: Así como la farmacia hasta hace poco abierta que se llamó Del Correo.

La prueba del Correo

Detalle de la hoja superior

El plano del Catastro

De la Web del Ateneo
“La calle Ambrosio de Morales es una de las calles que antaño fueron más importantes de la ciudad por su localización. Comienza en la calle María Cristina y Cuesta de Luján y llega hasta la Plaza de Séneca. Fue llamada la del Cabildo Viejo porque en ella se mantuvo durante muchos años las casas consistoriales, en el solar que actualmente ocupa la Real Academia de Córdoba, en el número 9 de la calle.
En el año 1862, el nombre de la calle cambió oficialmente su nombre al actual de calle Ambrosio de Morales, tras el embaldosamiento por mandato de Carlos Ramírez de Arellano. Es en esta época cuando se convierte en una de las principales calles de la ciudad, asentándose negocios como la Fonda Rizzi o el Café Suizo en el siglo XIX, además de la apertura del Teatro Cómico que mantuvo funciones durante todo el siglo XIX hasta el incendio de 1892.
En el siglo XX va perdiendo importancia al desplazarse el centro Comercial hacia la plaza de las Tendillas tras la apertura de la calle Nueva y la remodelación de la plaza de las Tendillas. En el año 1998 se remodela el adoquinado de la calle que le da el aspecto actual.”

Fachada del Palacio de los Condes de Zamora

De Paseos por Córdoba de Teodomiro Ramírez de Arellano de la Web Biblioteca-Córdoba.es:
“La calle de Ambrosio de Morales termina en la plazuela de Séneca, a la que afluyen la ya descrita de Castillo [Antonio del Castillo] y la de San Eulogio, por donde continuaremos nuestro paseo; en la esquina de ésta hubo hasta 1841 un gran cuadro que representaba a Jesús presentado al pueblo por Pilatos, teniendo a los lados unos soldados romanos: en los padrones antiguos encontramos este sitio con los títulos de San Benito, por la ya citada ermita, del Arcediano de Pedroche, de Corella, que era el mismo, y de los Conde de Zamora de Riofrío, todos moradores de la casa hoy propiedad del señor Marqués de las Escalonias, de cuya familia de Gutierrez de los Rios hablamos extensamente al llegar en el barrio de San Pedro a la plazuela del Vizconde de Miranda: en estos últimos años ha sufrido ésta casa un incendio de consideración, a pesar de haber logrado extinguirlo prontamente; es un buen edificio con vistas a la Calle de San Fernando y tribuna a la ermita de Nuestra Señora de la Aurora: el título de Séneca fué dado a esta plazuela en el año 1852, en memoria de aquel célebre cordobés, por decirse tradicionalmente, como llevamos indicado, que hacia aquel sitio estuvo su morada.” 


Fotografías del autor y de Google
Bibliografia del folleto de Nicolás Puerto, del Ateneo y Paseos por Córdoba de la web Biblioteca-cordoba.es 

9 comentarios :

NICOLÁS dijo...

Gracias Paco,aunque ya te comente en otro momento la calle Ambrosio de Morales, era conocida como calle del Correo Viejo, según fuentes orales que yo tenía de viejos funcionarios de Correos y Telégrafo. Quien me lo ha acabado de confirmar es José Carlos Cabello, que pudo en el grupo Córdoba Antigua in documento de un Almanaque de Comercio de 1921. Otra cosa es que creo recordar que leí hace unos años un documento de Levi Provencal, que da lugar a especular que también estaba allí, el Correo(El Barid) de la época califal. Yo no tengo datos para confirmar esto, pues para eso pagamos arabistas e investigadores de las universidades. Pero parece lógico, que El Barid estuviera en la Medina y cerca de una puerta protegida de acceso de correos y mensajeros, mirando a la cara noroeste de la ciudad de donde podían venir noticias del enemigo cristianó. Yo creo que era la puerta de El Portillo. Pero de momento no deja de ser una especulación mia.

Paco Muñoz dijo...

Muchas gracias Nicolás, es cierto ahora recuerdo donde fue el debate. Lo que me parece es que la casa de correos estaba cercana al Alcázar, pero yo no soy experto en esto como en casi nada, pero me ha parecido leerlo y que sufrió en un momento un gran incendio. Un fuerte abrazo.

RAFAHELL dijo...

Me pillas liado con una entrada sobre un "problemilla" que tuvo Carlos Ramírez de Arellano con el paso de los coches de correos por Ambrosio de Morales. Ricardo de Montis escribió sobre este tema en 1929 y afirmaba que más de medio siglo atrás la administración de correos estaba en una casa señorial de esta calle, y en la entrada que cordobapedia le dedica al asunto la identifican como el número 7 de la misma. Buscando más información encontré una noticia del Diario de Córdoba de 1858 en la que se dice:
"[...] Ya que se ha creido prudente situar la administracion donde hoy se encuentra, podrian evitarse los males que denunciamos, bien variando la carrera que atraviesa el coche, ó bien, y esto seria lo mejor, dando entrada a la correspondencia por una de las varias casas que lindan con la del Correo en la calle de San Fernando [...]".
Esto último se hizo al final por la puerta falsa de la fonda Rizzi, en el edificio de la Real Academia que es el número 9, y que daba a la calle San Fernando. Obviamente está claro que en 1921 Correos se encontraba en el número 3 de la plaza Séneca, como lo estuvo en 1862 en el número 17 de la calle Cabezas y en 1891 en la plaza de Benavente, pero creo que la denominación de "Correo Viejo" para Ambrosio de Morales es acertada y que la administración estuvo junto a la fonda. Un abrazo.

Paco Muñoz dijo...

Me pillas un poco fuera de juego, yo sabía solamente que estuvo en el número 3 de Plaza de Séneca, por el Almanaque de Comercio que han publicado por ahí. Claro por otro lado me llamaba la atención, que no le presté, que en algún sitio decía que tenía vistas sobre la calle la Feria, cosa que desde el nº 3 no se puede tener, lo que corrobora los números que señalas, lo que no sé es si existe alguna documentación que lo autentifique. Yo conocí Correos en la calle Jesús María, por eso se llamó así el Bar de Carrasco y la Farmacia de la esquina de las Tendillas, pero no sabía de la calle Cabezas y Plaza de Benavente. Me imagino que tendrás algún documento que corrobore esos extremos. Eres un excelente investigador. Enhorabuena. Un abrazo.

RAFAHELL dijo...

De momento la información que tengo proviene de noticias antiguas del Diario de Córdoba encontradas en la Biblioteca Virtual de Prensa Histórica, aunque sigo buscando algún documento más "oficial" que apoye el hecho de que Correos pudo estar junto a la fonda Rizzi. El dato de que estuvo más tarde en la Plaza Séneca lo desconocía hasta que lo leí en tu entrada, y en libro "Las Calles de Córdoba" de Francisco Morales la nombran como "del Correo Viejo", por lo que es muy probable que tanto la plaza como la calle hubieran tenido la misma denominación, aunque en épocas distintas. Un abrazo.

Paco Muñoz dijo...

Muchas gracias Rafahell, yo buscaré también por si suena la flauta, pero si tu no lo has encontrado me parece que yo no voy a poder. Pero variar la oficina de Correos de tres ubicaciones distintas en la misma calle. o quizás cuando hablan sobre la calle de la feria sean dos. Lo que si está claro es lo del número 3, sin duda porque el almanaque comercial lo dice la de más arriba en el Cabildo viejo no lo he leído en ningún sitio. Saludos Rafahell

Paco Muñoz dijo...

Le he dado un repaso a Paseos por Córdoba, paseo del Salvador y Santo Domingo de Silos y de la catedral, pues a partir del convento del Corpus Crhisti para abajo es la Catedral. En ningún sitio habla de Correos, es verdad que los Paseos se dejaron de hacer cre en el ultimo tercio del siglo XIX y seguramente las oficinas de correos serían ya en el siglo XX. Pero bueno el no dice nada de ello. Habla del Teatro Principal, del Cabildo Viejo etc. y el la concordancia de las calle en lo plano de 1811, 1851 y 1884 figura como del Cabildo Viejo. luego el correo Viejo se le llamaría despues, lo que no sabemos es si por las dos oficinas que estimamos había en esa calle.

RAFAHELL dijo...

Ramírez de Arellano cita cuatro ubicaciones para Correos, en el Palacio de Orive en 1830, en la Casa del Bailío, en la actual plaza de Emilio Luque, y en la calle Góngora que es donde estaba cuando escribió los Paseos. Es cierto que en ningún momento habla de Correos en Ambrosio de Morales, aunque si estuvo alli lo hizo hasta 1862, poco antes de escribir su obra, y por tanto debería de haberla conocido al igual que dice haber conocido las del Bailío y Emilio Luque. Y para complicar la cosa un poco más, en el plano de 1851 el tramo de María Cristina que se correspondería con el que en la actualidad va desde Claudio Marcelo hasta la Cuesta de Luján aparece como "Calle del Correo". Al final acabaré loco. Seguiré buscando. Un abrazo.

Paco Muñoz dijo...

Muchas gracias Rafahell primera noticia de esas ubicaciones, claro nunca he buscado esos lugares exclusivamente, y si los he leído no le he prestado la atención tuya al ir a buscar esos datos concretos. Es muy aclaratorio y extraño a la vez las diferencias de fechas, de todas maneras yo creo que coloco a Ramírez de Arellano siempre en un lugar que no es el que posiblemente tuviera como historiador. Un cronista de la ciudad me lo presentó en una ocasión como novelero sin rigor histórico a pesar de que parece otra cosa. Digo esto porque es complicado dejarte llevar por los datos de la historia y el caso es el de mi abuela Antonia, que será en el cuadro para las generaciones venideras la que la historiadora dijo que era. Un abrazo