lunes, 15 de noviembre de 2021

HOMENAJE A MANOLO "HARAZEM" FIGUEROA LEÓN

Manolo Harazem (Foto Francisco Madrigal)

El sábado 13 de este “dichoso mes, que empieza con los santos, media con San Martín y acaba con San Andrés”, hubo un homenaje a Manolo Harazem en el Círculo Juan XXIII, un admirado amigo me espetó si nos íbamos a ver allí, yo le dije con pesar que normalmente no voy a eventos de más asistencia que las reuniones familiares mías, entendiendo mi familia como mujer, dos hijos, dos nueras y cuatro nietos, y ya son muchos, pues en tiempos duros no nos hemos reunido nunca todos en lugar cerrado. A pesar de ello estuve tentado por ir, y preparé unos textos, cualquiera es bueno, pues el estilo de Manolo es inconfundible y su creacionismo gramatical inmejorable, único. Ha aportado multitud de palabras nuevas al argot cordobés, que quedarán seguramente para los siglos. Narcocofrade; Cofradeina; Acorazado ABC; Mezquita antes Mezquita, Cordobestia y muchas más.

El avatar de su blog Supersticiones 

Luego me comentó el desarrollo del acto mi bien amigo y mejor fotógrafo, Paco Madrigal y me facilitó algunas fotografías que realizó en él. Me dijo que le gustó y que le resultó bastante humano. Yo en las fotos reconozco a su viuda, a María y a pocos más. Es verdad que el enmascaramiento, a pesar de la laxitud creciente que hace aumentar el número de contagios, dificulta, pero creo que faltamos muchos. La edad y la enfermedad es una barrera cada vez más infranqueable para la asistencia a actos, por lo menos es lo que pensamos y tememos quienes hemos sufrido la quimioterapia y radioterapia por culpa del maldito cáncer. Pueden parecer estos últimos párrafos una excusa a nuestra no asistencia, pero ya he expresado mi duda en el primer párrafo, y la decisión. 

Cartel Homenaje

Recuerdo que lo conocí cuando empecé a colaborar en la Calleja de las Flores, otro buen invento desaparecido no sabemos el porqué; presiones, miedos, a saber. Como la esperanzadora y efímera asociación Qibla, que dejó de existir por capricho “semicaciquil”. Y para terminar el remedo con La Colleja, de la que no aceptaron colaboración Carlos y él, tampoco sabemos muchos el porqué. Desde el primer momento Manolo tuvo interés en que nos conociéramos y una tarde después del trabajo, cogió su moto y nos vimos en un bar de Fidiana, él, Conchi y yo. Fue el punto de partida de nuestra amistad. Cada vez que publicaba o comentaba algo en la Calleja o en su Blog “Supersticiones” lo leíamos en casa en voz alta, que es como suenan bien los trabajos, como en postcad casero, con pausa y posible relectura para saborear las frases ingeniosas.

Cabecera de su Blog

Empezó a publicar libros, yo le veía un futuro muy prometedor, ya no era sólo el blog y las colaboraciones, era algo más tangible, más duradero que, si bien estaba impregnado de su estilo característico, cuando lo superara su talento investigador y conocimientos, sobre todo del mundo árabe, nos iba a permitir disfrutar de sus escritos. Un día vino a casa y nos dedicó todas sus obras, algunas ya las había comprado yo y otras nos las regaló. Echamos un rato agradable. Me facilitó el borrador de su trabajo sobre La Odisea de los Rabadíes, tuve el honor de leerlo antes de su publicación, y estuvimos en la presentación en el Círculo Juan XIII, patio de La Palma 2, que fue antes del colegio, donde compraba los jazmines para mi novia, por la ventana de la plazuela, y que antaño fue el Hospital de San Andrés.

Otro acto en su recuerdo

No había pandemia ni miedos por lo tanto al contagio, le dije que si quería que le grabara el acto y me dijo que no. Sus cosas. Muchas veces le había avisado del peligro de que cualquier talibán le diera un susto. En otros tiempos hubiera sido la hoguera, en estos podía asustarlo cualquier fanático o algo más. Nunca lo tenía en cuenta. Era lo mismo que su contencioso personal con el contenido de algunos artículos de articulistas, casposos como decía, de la prensa local. Hasta le enviaron un burofax, cuando conocieron su identidad, la que existía debajo de su seudónimo y fotografía del león del Triunfo de la Puerta del Puente, Manuel Figueroa León. Aquello quedó en un aviso.

Manolo en una conferencia en la Biblioteca Central

En una entrada del Blog Notas Cordobesas, los Jardines del Triunfo y la Mezquita, sobre el proyecto de creación de un jardín delante del muro de qibla de la Mezquita (antes Mezquita, para ir entrando en calor), en 1915. Aportó su granito de arena Manolo Harazem, con sus estudios de Filosofía y otros amigos de la red, el escritor cordobés Rafael Arjona, y Paco Guerra, (un exiliado laboral en Euskadi). El menos titulado el que suscribe. La fecha del mini debate, diciembre de 2013, hace doce años.
 
Presentando su libro "La Odisea de los Rabadíes"

Los comentarios en el Blog:
"Manolo Harazem (antes Manuel Figueroa) dijo: Hubiera quedado el entorno muy cuqui, muy de Alameda de Málaga, pero yo, que cada vez soy más radicalmente conservacionista, creo que el entramado de las calles históricas, como sus propios nombres, deberían estar protegidos contra aventuras modificadoras. La memoria histórica de la ciudad debería ser sagrada y modificarse sólo para ser restaurada o cuando determinadas circunstancias muy concretas obligaran a eliminaciones o cambios bruscos. Muy buen trabajo, Paco. 9 dic 2013 9:42:00 

"La Odisea de los rabadíes"

Paco Muñoz dijo: Muchas gracias Manolo. A mí me pasa lo mismo en parte, porque comprendo que en el fondo todo es modificable. Si no fuera así eso que llamamos progreso no llegaría (es verdad que muchas veces el progreso es una mierda), pero quien ha vivido en casa de cuarenta familias de vecinos, con dos retretes de agujero para todos, de esos en los que había a la hora de... echarse a un lado para que la gota -parecida a la del café de George Clooney- no la percibas rectalmente. Con una pila de piedra (que al no haber unas normas escritas había peleas por cogerla de madrugada). Con un caño de agua del cabildo, para lavarse solo y... pues la de beber se cogía en una fuente pública. Y escuchas decir: ¡Qué bien se viviría en estas casas con patio! a quien no ha vivido en ellas. 

Personal asistente a la presentación del libro

O como dicen esos mismos que habría que haber conservado estas, piensas que como museo de lo que no debería volver, sí. Es verdad que no pega lo que te digo en relación al espíritu de lo que tu expones y comprendo, pero como te digo al principio, en parte. Sí comparto lo de los nombres, aunque entiendo que nunca el que se cambia ahora es el primitivo, o muy pocos. Creo Manolo, que cada vez a medida que se renueva una y otra vez el DNI, se confunde uno más. Un abrazo y muchas gracias nuevamente. 9 dic 2013 10:05:00

Manolo Harazem
 
PATXI GUERRIKABEITIA (un cordobés exiliado laboral en Euskadi) dijo: Buenas tardes, amigos. Las referencias documentales que aportas son magníficas. Los intereses urbanísticos son los causantes de muchos desatinos en los cascos históricos de las ciudades, y si a estos intereses les sumamos… Institucionales, entonces como decía aquel. “Apaga y vámonos”. Has visto que fino ha quedado lo de desatinos. En realidad quería decir… Bueno, lo primero que se te viene a la boca, sin ser procesado. Un abrazo. 9 dic 2013 19:40:00 

"Catedral antes muerta que Mezquita"

Paco Muñoz dijo: Muchas gracias Patxi, de todas maneras después de haber visto lo de la Catedral de Santiago de Bilbao cabe cualquier cosa, gracias por enseñármelo. Y sí, cada vez hay que afinar más para que no te apliquen la mordaza económica. Un abrazo. 9 dic 2013 20:06:00 

Rafael Arjona dijo: Pues yo Paco, aparte de felicitarte por el magnífico reportaje, qué quieres que te diga, no veo ese jardín en ese sitio. Ya sé que la Mezquita luciría más en un lugar más despejado, al estilo de la catedral de Sevilla. Pero es que Sevilla es la única capital de Andalucía que, por avatares históricos, tiene su catedral en un lugar abierto y además en pleno centro de la ciudad. La nuestra nació en la época en que lo hizo y el arbitrario urbanismo que la rodea, a mi juicio, le presta un enorme encanto. Mi actitud no es tan duramente conservacionistas como la de Manolo Harazem. Estoy completamente de acuerdo en que quien alaba la vida de los patios es porque no ha vivido en esas casas de vecinos, que tenían sus alegrías, cuando llegaban, por ejemplo, estas fiestas próximas, pero en las que la vida diaria, con la dotación de servicios con la que contaban, resultaba un verdadero coñazo, por decirlo llanamente. 

"Las tribulaciones de monsieur Pegaux..."



Yo creo que lo que conviene conservar no son los edificios o incluso el trazado viario, sino la esencia de los lugares. Así, por ejemplo también, hay mucha gente que critica el centro de visitantes afirmando que no pega con el entorno. Independientemente de que nos guste o no este edificio, tal único juicio sólo es prueba de la incultura de quien lo emite, pues incluye en el mismo saco todas las edificaciones cercanas como si fueran de la misma época, creyendo que lo son porque todas están hechas con piedras antiguas. Un saludo. 10 dic 2013 0:16:00 

"La cuestión de las Estatuas"

Paco Muñoz dijo: Respetable opinión y asumible en parte. Yo nunca lo he defendido con mi amigo Juan, y de la obra de Centro me ha gustado el camuflaje de la misma que no desentona en el entorno, eso son otras cosas. El espíritu es que siempre ha habido inquietud por las cosas y una opinión machacona de mi amigo (él es muy constante, de piñón fijo) pero ha tenido antes otro la misma idea, y me consta que él no había leído nada de esto. La única verdad es que hay muchas opiniones y, estas son válidas cuando salen de cada uno, en base a los criterios que sean pero propios, y eso es bueno. Yo he escuchado a mucha gente, más o menos como tú dices, hablar con boca de ganso respecto a la remodelación del Puente y Calahorra, y eso es junto con el conjunto patrimonial de la Mezquita y su entorno, un valor de esta ciudad. Esta gente hablaba incluso de cuestiones técnicas profundas que, para conocerlas debes por lo menos tener uno estudios de conservación, arquitectura e incluso arqueología. 

"Ruta por el callejero franquista cordobés"

Los que hemos visto, en fotografías, como estaba el puente, los que hemos leído las intervenciones y abandono que ha tenido a lo largo de dos mil años, con ésta podemos darnos por satisfechos, por muy poco ortodoxa que la consideren algunos (interesados, envidiosos del arquitecto reformador, boca de ganso, criticones por criticar. A César no lo mataron todos, en los idus de marzo, porque era un dictador, cada uno tenía un motivo y no era justamente el mismo), pero la verdad es que es una delicia pasear por ahí y es la imagen que está quedando de la ciudad. En ello se ha pretendido ser lo más ecuánime hasta donde se conocía como estaba la fecha más antigua, claro si se hubieran trasladado a la llegada de los árabes tenía que haberlo reformado como el puente sobre el río Kwai, de palos. Muchas gracias Rafael. 10 dic 2013 7:19:00 

Quien suscribe y Manolo en una manifestación
 
Manolo Harazem (antes Manuel Figueroa) dijo: Bueno, mi talibanísmo conservacionista no es tan estricto como pueda parecer, necesitaría matizarlo, claro. Las ciudades son seres vivos y tienen que adaptarse a las condiciones de vida de sus habitantes. Lo de los patios es un ejemplo. Ya sabéis lo que pienso de ellos y de la fiesta que celebra las condiciones de miseria que le son intrínsecas sin crítica. Lo que yo defiendo es que los trazados de las calles históricas son tan dignas de ser conservadas como los grutescos de las iglesias barrocas. Lo más radicalmente posible.

Rafael M. Martínez, Prof. UCO y arqueólogo (Foto Paco Madrigal)

Intervención de Cristina, su viuda (Foto Paco Madrigal)

Fundamentalmente porque hay que ponerlos a salvo de modas, necesidades particulares o empresariales concretas y sobre todo de políticos visionarios que excretan "modelos de ciudad" en los despachos de los constructores. Yo no me quito de la cabeza cuando escucho hablar de remodelaciones viarias, modelos de ciudad, urbanismo pirulero, etc. el proyecto que los visionarios políticos de la bisagra del XIX al XX excretaron de abrir una gran avenida que uniera la estación del tren con la Mezquita (antes mezquita). Para ellos no sólo tenían que cargarse el entramado de una de las zonas más deliciosamente intrincadas de la ciudad sino además una iglesia del siglo XIII. Aquello no ocurrió porque no hubo pasta, no como normalmente se dice, porque los barbudos anticuarios (Romero Barros entre otros) hubieran protestado por ello.

Asistentes al acto (Foto Paco Madrigal)
 
El modelo de ciudad chachi pirulí que tenían los políticos de la "Transacción" pasó por cargarse los restos del mayor palacio tardorromano de Europa, decenas de miles de metros cuadrados de arrabales califales y menos mal que los primeros tuvieron un poco de cabeza y no se cargaron la acrópolis romana que apareció en el bulevar cuando pretendían hacer un aparcamiento. Las generaciones futuras es posible que los llamen bárbaros. Las de hoy, tan relativistas, ni fu ni fa. 10 dic 2013 10:24:00 

Cristina y María (Foto Paco Madrigal)

Paco Muñoz dijo: Manolo totalmente de acuerdo. No has mencionado la gran avenida desde Capitulares hasta Arroyo de San Lorenzo, que hizo malvender casas en Fernán Pérez de Oliva, teóricamente afectadas. Pero todas las grandes calles de la ciudad se hicieron a costa de las intrincadas callejuelas. La gran operación urbanística del centro Gran Capitán, hicieron muchos el agosto. Calle Duque de Fernán Núñez que parceló el terreno del Convento de la Concepción, y encima le urbanizó la calle el ayuntamiento, además del nombre a perpetuidad al "prócer edil". La de Cruz Conde, la Nueva, etc. Un abrazo. 10 dic 2013 18:22:00” 

Intervención de la Hermana de Cristina(Foto Paco Madrigal)

Hasta aquí los comentarios en el Blog, pero hay muchos más porque teníamos una extensa colaboración en nuestros respectivos Blog en el apartado comentarios, que aprovecho para decir son la mayoría de las veces los mejor de éstos. Poco puedo añadir de lo que se habló en la reunión homenaje, salvo imaginar que el espíritu de Manolo estaría muy presente, y no sólo en la artística fotografía en blanco y negro, de Paco Madrigal, días antes de que lo operaran, sino en el corazón de quienes estuvieron presentes y los que no estuvimos. Recordar que en una manifestación estuve con él todo el rato buscando a María una querida amiga del feudo que fue del Conde, ya estaba enfermo y hablamos mucho todo el tiempo y era muy consciente de su situación. Que la tierra le haya sido lo más leve y que si tenemos que encontramos con él... que sea lo más tarde posible.


Fotografías de Paco Madrigal, del autor y de la Red.
Bibliografía del Blog Notas Cordobesas.

8 comentarios :

Lisis dijo...

Pues acabo de leer tu entrada en el blog dedicada a nuestro querido y admirado Manuéh Harazem y te he dejado un comentario al hilo en la página de feisbu donde lo has compartido. Pero no quiero dejar de comentar por aquí, la ternura inmensa y gran tristeza a la vez, que me da la foto en la que estáis ambos, de aquel diciembre de 2019 en aquella multitudinaria manifestación por el 4D y que me comunicaste que estabas con él y que a ver si podíamos vernos. Fue todo muy aciago y triste para mi, porque iba en la cabecera de la manifestación, coja (ya me dio un tirón el menisco previamente a ese día, pero tenía que estar aunq fuera arrastrándome), iba enguachiná, chorreando como un pollo, ni paraguas llevaba.

Mi amiga Puri dio una batida hacia el principio de la manifestación a ver si os veía, pero nada. Al final, y perfectamente entendible, os tuvisteis que ir a casa, el trayecto era muy largo y la salud no os permitía aguantar más. Me quedé con la sensación de que quizá no lo volvería a ver cuando vi esa foto, creo que la pusiste por algún lado o me la enviaste, no sé, no recuerdo bien, las neuronas me desasisten bastante desde que me jubilé. En fin, gracias Paco, por compartir todo lo que piensas, tanto de amigos comunes como de cualquier otro tema de eros o tanatos. Abrazo por aquí también extensible a Conchi

Paco Muñoz dijo...

María muchas gracias y siempre es una alegría leerte, verte o compartir contigo recuerdos que son bastantes. Fuiste y lo eres aún durante mucho tiempo quizás la única mujer de la calleja, y mujer comprometida, lidiando en la calle en el trabajo y en casa, claro que me acuerdo de aquel día porque ceo que fue de los últimos que estuve con él. Otro día me lo encontré con su mujer saliendo de radioterapia y yo entrando, nos paramos muy poco porque ella le metió bulla que seguro tendrían. Luego le gestioné un tema para la mudanza durante la pandemia, y no utilizaron la gestión, no sé por qué. Contigo colaboró creo que bastante sobre todo en el colegio, que ha perdido la enseñanza una profesora de esas que cuando uno es mayor nunca se olvida, de las que titulas Doña María fue “mi maestra” (las comillas son para destacar más el título). Tengo en mente, lo mismo que tú has recopilado muchos momentos, actuaciones y participaciones, recopilar los adjetivos que usaba, que son suyos, y que merecen un lugar, siempre modesto desde luego, como aquello que hicimos entre todos, y que me ha venido a la mente cuando has dicho que ibas “enguachiná” en la manifestación. La última vez que nosotros nos vimos en lo de la Odisea de los Rabadíes, que por poco aparcas en Carabanchel, y que fuimos contigo a buscar donde habías dejado el coche. Te perdí la pista al cambiar el seudónimo y ya no era lo mismo, como no lo son muchas cosas, la edad estamos alguno más cerca de los 75 que de otra cosa, la enfermedad, las limitaciones, lo del cáncer de Conchi que ha sido horroroso, aunque me parece lo viviste cerca en tu familia política, ahora estamos en un impase pero la espada de Damocles está siempre levantada. Un abrazo muy fuerte de los dos, para la que será siempre nuestra Lisis.

Rafael Arjona dijo...

Paco: conocí a Manuel, que entonces era todavía Manuel Figueroa, siendo yo presidente del Juan XXIII, cuando convocamos un concurso de cuentos que él ganó. Era entonces un chavalín espigado y no muy hablador, aunque ya se le veía la vena rebelde. No recuerdo el tema de su cuento, sólo que tenía un lenguaje vibrante, ágil, sonoro, con alguna palabra inventada, del tipo de las que luego sacaría en tantas ocasiones en su blog y en sus escritos. Yo no estuve en La calleja de las flores, pero sí leía todo lo que se publicaba y, en más de una ocasión hacía comentarios, a Manolo, en concreto, le hice más de uno, sin saber que el Harazem con que ahora firmaba era el mismo Manuel que había ganado aquel premio. Seguí su blog, maravillándome de la facilidad (aparente, porque esta facilidad suele responder a un gran trabajo de fondo) y su imaginación para inventar palabras de sentido perfecto para lo que expresaban. Me admiraba profundamente aquel espacio de La sima de los huesos y, en más de una ocasión, le trasladé mi admiración por el veneno que se tragaba a diario para escribir después los esplendidos artículos que escribía. Per seguía sin saber que Harazem y Figueroa eran la misma persona. No lo supe hasta hace no demasiado tiempo, en una de esa rutas por al ciudad que se vienen organizando últimamente, dirigida en aquella ocasión por Luis Calvo. Mi sorpresa fue grande, naturalmente, y también mi emoción, porque ambos nos reconocimos después de tanto tiempo. Aquel fue un hermoso día, porque tras termina la visita Luis Calvo, él y varios amigos más, con nuestras mujeres, que nos acompañaban, nos fuimos de tapas y estuvimos toda la tarde charlando de lo humano y de lo divino. Me llevé un buen palo cuando me enteré de su enfermedad, porque era uno de los hombres más valiosos de Córdoba, y me dije lo que me digo muchas veces en estos casos: con la cantidad de sinvergüenzas que hay y tiene que tocarle a una persona buena. En fin, tengo sus libros y echo de menos su blog. De cuando en cuando, vuelvo e leer alguna de sus entradas, maravillándome siempre, y también enviadiándole, esa es la verdad, su capacidad de invención de palabas. Habría querido estar es u homenaje físicamente, pero mi salud solo me permitió estar con la imaginación. Estuve en Jerte en el puente del día uno, porque a Lola y a mí nos llevó mi cuñado, pero luego he tenido un par de percances de lo más gracioso, que no es cosa de contar por aquí. Un abrazo.

Paco Muñoz dijo...

Rafael tu comentario se lo acabo de leer a Conchi en voz alta y hemos comentado la vida la de conexiones extrañas e interesantes a la vez, que tiene. Lástima que no tengamos el dato para conocer ese cuento y como es lógico su contenido. Nosotros lo admirábamos mucho y quiero que se entienda que no es la admiración por no estar, porque consideramos que los mejores homenajes son en vida, también le habíamos dicho muchas veces que estaba tocando temas, que eran peligrosos, por existir descerebrados que para estar a bien con el superior, son capaces de muchas barbaridades. Afortunadamente que yo sepa, aparte de avisos subliminales, de babosos pelotas cercanos a los ofendidos, y un burofax que quedó en nada, no paso más. Coincido contigo que esa capacidad de inventar viene de mucha lectura, de tener una buena memoria, y aparte del ingenio del que también debe haber buena dosis, de un trabajo previo. Nosotros tampoco fuimos porque no nos fiamos de como está la cosa, a pesar de estar vacunados por tercera vez, contra menos abrazos mejor. Te recomiendo por si no los has leído y escuchado las Semblanzas Cordobestias, que realizo cinco para Paradigma. Ayer precisamente me invitaron a participar telefónicamente en una especie de recordatorio de sus trabajos. Lo del Gran Capitán Gay, Julio fuma porros, La reliquia de Ambrosio de Morales, La Magna y otra. https://paradigmamedia.org/nuevo-capitulo-de-semblanzas-cordobestias-hoy-la-reliquia-de-ambrosio-de-morales/ por esta puedes seguir las otras. Un fuerte abrazo.

car res dijo...

Es curioso el sentimiento producido,por la muerte de un personaje que sólo has conocido por internet.Como tal me era simpático, en sus exageraciones,en sus críticas a lo superfluo de las manifestaciones religiosas.Pero a la vez incomprendido por muchos.
Salud y cuídate.

Paco Muñoz dijo...

Muchas gracias Carlos, tus debates tuviste con él. Era muy peculiar, y un dominador del lenguaje que a la vez era suyo, palabras inventadas y certeras, e ingenioso de marca mayor. Igualmente lo mejor que podemos desearnos es salud y tomar menos pastillas.

RAFAHELL dijo...

Fue una verdadera lástima su pérdida para todos los que amamos Córdoba y su historia. No llegué a conocerle sino a través de las redes, y de hecho la única interacción que tuve con él me sirvió para llevarme una pequeña dosis de su afilado y florido verbo, por meterme donde no me llaman. Quizás demasiado intenso y excesivo, al menos para mí, aunque seguramente eso es lo que lo hacía especial. Me hubiese gustado haber charlado alguna vez con él.

Paco Muñoz dijo...

RafaHell muchas gracias, lo que es lamentable es que valoremos a las personas cuando se marchan, parece que la muerte da valor a quien lo tenía en vida. Era un personaje muy especial y sobre todo una buena persona que es lo mejor. Un fuerte abrazo